Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 4 



\}ms vive! 



i^ 



Referencias: 

Mateo 27:57-61 ; 
28:1-10; 16-20; 
El Deseado de todas ¡as gentes, 
págs. 7U-737; 757-768. 



Versículo para 
memorízar: 

Tes dijo: Vayan 

por todo el mundo 

y anuncien a todos 

este mensaje de salvación''' 

(Marcos 16:15). 



c 



Objetivos: 

Los alumnos: 
Sabrán que 

Jesús nos pidió que 

habláramos a 

todo el mundo acerca de él. 

Sentirán el deseo 

de hablar a otros 

de la resurrección de Jesús 

y de su oferta de vida eterna. 

Responderán aceptando 

el poder de Jesús 

para guiar a otros a él. 



t> 



El mensaje: 

Servimos a Dios 
cuando hablamos 
a otros acerca de Jesús. 



Tema del mes 

Dios desea que mostremos a otros lo mucho que los ama. 

Resumen de la lección 

Jesús ha estado en la tumba desde el viernes de tarde. 
Ahora es domingo de mañana. Un ángel aparece en la tumba 
y hace a un lado la piedra. Entonces Dios llama a su Hijo y 
Jesús vuelve a la vida, resucitó para regresar al cielo y recla- 
mar el lugar que le pertenece como Rey de reyes y Señor de 
señores. Las nuevas de la resurrección las reciben primero las 
mujeres que vienen a llorar a la tumba y luego los discípulos. 
Jesús se reúne finalmente con sus seguidores y les da las ins- 
trucciones para su ministerio. 

Esta es una lección acerca del servicio 

La resurrección ilustra la energía que Dios nos da para vivir 
una vida de servicio. Si Dios puede dar vida nuevamente a los 
muertos, seguramente ninguna circunstancia en que nos 
encontremos es demasiado grande para su poder. A nosotros 
se nos da el mismo mandato que fue dado a los discípulos: 
guiar a otros a él, hacer discípulos por todo el mundo. 

Para el maestro 

"E\ mandato que dio el Salvador a los discípulos incluía a 
todos los creyentes en Cristo hasta el final del tiempo. Es un 
error fatal suponer que la obra de salvar almas solo depende 
del ministerio ordenado. Todos aquellos a quienes llegó la ins- 
piración celestial, reciben el evangelio en cometido. A todos los 
que reciben la vida de Cristo se les ordena trabajar para la sal- 
vación de sus semejantes... Cualquiera sea la vocación de uno 
en la vida, su primer interés debe ser ganar almas para Cristo... 
Ministran aquellos que alivian a los enfermos y dolientes, que 
ayudan a los menesterosos, que dirigen palabras de consuelo 
a los abatidos y a los de poca fe... Cristo quiere que sus siervos 
ministren a las almas enfermas de pecado... Así también, todos 
los que trabajan para Cristo, han de empezar donde están. En 
nuestra propia familia puede haber almas hambrientas de sim- 
patía, que anhelan el pan de vida" (El Deseado de todas las gen- 
tes, págs. 761-762). 

''En torno a Jerusalén abundan las cuevas naturales y las 
tumbas cavadas en la roca. En la antigua Palestina éstos eran 
los lugares acostumbrados para enterrar a los muertos. Estas 
tumbas solían tener por lo menos dos nichos donde se coloca- 
ban los cuerpos. Muchas veces había una habitación detrás de 
la parte principal de la tumba donde se guardaban los huesos 
para futuros ingresos a la tumba. La generosa dádiva de José 



34 LECCIÓN CUATRO 



SERVICIO 



al ceder su sepulcro para enterrar a Jesús, resolvió un problema para el cual los discípulos no tenían 
solución'' (Comentario bíblico adventista, tomo 5, pág. 539). 

Decoración del aula 

Ver la lección n° 1. 



Deiarrollo del programa 



Sección 



Minutos Actividades Materiales necesarios 



o 



® 



o 



o 



Bienvenida 


permanente 


Reciba a los alumnos 
a la entrada. Escuche 


Ninguno 






sus problemas o motivos 






de gozo 




Actividades 


hasta 10 


A. Brazos flotantes 


Ninguno 


preliminares 




B. Celebración 


Banderines, instrumentos musicales u 
objetos que hagan ruido, himnarios 






C Levadura viva 


Levadura seca, azúcar, vaso, agua 
tibia, plato 


Oración y alabanza 


hasta 10 


Compañerismo 


Ninguno 






Cantos 


Ver pág 40 






Misiones 


Folleto Misión para niños 






Ofrenda 


Recipiente para la ofrenda 






Oración 


Ninguno 


Lección bíblica 


hasta 20 


Experimentando la 


Vestimenta de tiempos 






historia 


Bíblicos, muñeco que represente a 
Jesús, tiras de tela blanca, frasco con 
especias, silueta grande en forma de 
piedra, cobijas o sábanas 






Versículo para memoriza 


r Ninguno 






Estudio de la Biblia 


Biblias 


Aplicando la 


hasta 15 


Situaciones 


Ninguno 


lección 








Compartiendo la 


hasta 15 


¡Jesús vive! 


Huevos de plástico u otros recipientes 


lección 






pequeños con tapa no transparente 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN CUATRO 35 



ENSENANDO lA LECCIÓN 



Necesita: 

• banderines 

• instrumentos 
musicales u 
objetos que 
producen 
ruido 

• himnarios 
infantiles 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les sucedieron o qué problemas enfren- 
taron. Escúchelos repetir el versículo para memorizar de la semana pasada y aní- 
melos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la semana pasada. 
Comiencen con la actividad preliminar que usted haya elegido. 



o 



Actividadei preliminareí 

Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 

A. Brazos flotantes 

Pida a sus alumnos que se paren con los dedos de los pies tocando la pared. 
Pídales que presionen sus muñecas y uñas contra la pared tan fuerte como pue- 
dan y cuenten 1.000, 2.000, 3.000... hasta 30.000. Cuando lleguen a 30.000, pída- 
les que se den la vuelta. Sus brazos comenzarán a flotar hacia arriba por la ten- 
sión de los músculos. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Qué sucedió? ¿Qué sintieron? 
¿En qué se parece eso a la resurrección de Jesús? (Nada lo podía mantener en la 
tumba.) Dios le dio a Jesús el poder para vencer la muerte. Jesús nos pide que 
le hablemos a todo el mundo acerca de él. Nuestro versículo para memorizar 
es: 'Xes digo: 'Vayan por todo el mundo y anuncien a todos este mensaje de 
salvación'' (Marcos 16:15). ¿Cuál es el mensaje de salvación'7 Sí, es la historia 
de la vida, muerte y resurrección de Jesús. Así que Jesús tiene una tarea para 
nosotros: hablarle a otros acerca de él. ¿A veces te sientes temeroso de hablar- 
le a otros de Jesús? El poder de Dios resucitó a Jesús y el poder de Dios puede 
ayudarnos a hablar a otros acerca de Jesús. Y hay muchas maneras de 
'hablar' a otros acerca de Jesús. ¿Puedes pensar en algunas formas de hacerlo 
que no sea hablando? (Ser serviciales y amables, cantar, compartir, etc.) Nuestro 
mensaje de hoy dice: 

t ^ SERVIMOS A DIOS CUANDO HABLAMOS A OTROS ACERCA DE JESÚS. 
Díganlo conmigo. 

B. Celebración 

Distribuya banderines, objetos para producir ruido, címbalos, campanas, palos, 
tambores, etc. Toquen y canten 'Jesús resucitado'' (Himnario adventista, n° 100). 
Mientras toca la música, los alumnos pueden cantar, ondear los banderines, tocar 
los címbalos, tocar las campanas, etc., para celebrar la resurrección de Jesús. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Por qué la resurrección de 
Cristo es algo que nos da gusto celebrar? Sí, Jesús conquistó la muerte y el 
pecado. Se levantó de la tumba para que pudiéramos tener vida eterna con él. 
Satanás y el pecado desaparecerán un día. ¡Ésas son grandes cosas para cele- 
brar! Jesús les pidió a los discípulos y a nosotros que le contáramos a todo el 



36 LECCIÓN CUATRO 



mundo acerca de él. Nuestro versículo para memorizar dice: 'Xes digo: 'Vayan 
por todo el mundo y anuncien a todos este mensaje de salvación '' (Marcos 
16:15). ¿Cuál es ese 'mensaje de salvación'7 Sí, es la historia de la vida, muerte 
y resurrección de Jesús. Por ello Jesús nos pide que le hablemos a otros acerca 
de él. Hay muchas maneras de hablarles a los demás de Jesús. ¿Puedes pen- 
sar en otras maneras ''hablar sin palabras? (Ser amable y servicial, cantar, com- 
partir, etc.) Nuestra historia bíblica de hoy habla de ello. El mensaje de hoy es: 



t> 



SERVIMOS A DIOS CUANDO HABLAMOS A OTROS ACERCA DE JESÚS. 



Díganlo conmigo. 

C. Levadura viva 

Muestre a sus alumnos la levadura seca. Déjelos que la prueben, toquen y 
huelan. Pregúnteles: ¿Qué es esto? ¿Piensan que está vivo o muerto? (Acepte 
respuestas.) Diga a sus alumnos: Es levadura. Ayuda a que el pan se levante y 
crezca. Jesús habla en la Biblia acerca de la levadura. Esta levadura parece 
que está muerta, pero vamos a hacerla vivir. 

Coloque 1 cucharada de levadura, 1 cucharada de azúcar y un 1/4 de taza de 
agua tibia en un vaso alto y angosto colocado en un plato. Revuelva bien y déjelo 
así por unos diez minutos mientras lleva a cabo otra parte del programa, tal 
como Oración y alabanza. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la respuesta: ¿Cómo se ve la levadura 
ahora? Deje que sus alumnos la huelan o prueben. Pregunte a sus alumnos: ¿Qué 
sucedió? (Se activó, parece que tiene vida.) En nuestra historia bíblica de hoy 
hablaremos de Jesús cuando volvió a la vida. El versículo para memorizar de 
hoy es: 'Xes digo: 'Vayan por todo el mundo y anuncien a todos este mensaje 
de salvación'' (Marcos 16:15) ¿Cuál es ese mensaje de salvación'7 Sí, es la his- 
toria de la vida, muerte y resurrección de Jesús. Por ello Jesús nos pide que 
hablemos a otros acerca de él. Hay muchas maneras de hablar a los demás de 
Jesús. ¿Puedes pensar en otras maneras de 'hablar' sin palabras? (Ser amable 
y servicial, cantar, compartir, etc.) Nuestra historia bíblica de hoy habla de ello. 
El mensaje de hoy es: 

[ ^ SERVIMOS A DIOS CUANDO HABLAMOS A OTROS ACERCA DE JESÚS. 

Díganlo conmigo. 



Necesita: 

• levadura seca 

• azúcar 

• vaso 

• agua tibia 

• plato 



LECCIÓN CUATRO 37 



o 



Necesita: 

• vestimenta de 
tiempos bíblicos 

• muñeco que 
represente a 
Jesús 

• tiras anchas de 
tela blanca 

• frascos con 
especias 

• silueta grande 
de cartón en 
forma de piedra 

• "cueva'' hecha al 
colocar cobijas 
sobre una mesa 
o sillas 



Lección bíblicA 



Experimentando la historia 

Personajes: Jesús (vestido de blanco), 
José de Arimatea (con turbante al esti- 
lo del medio oriente), María 
Magdalena (mantilla o chai sobre los 
hombros o la cabeza), María, la madre 
de Jesús (mantilla o chai sobre los 
hombros o la cabeza), ángel (vestido 
de blanco), varios alumnos vestidos 
como los discípulos. 



Escenario: 

Pida a la persona que está repre- 
sentando a Jesús que se coloque al 
fondo del aula. Coloque un muñeco 
en frente de la cueva. Pida a los discí- 
pulos que se sienten en el suelo lejos 
de la cueva. 

Diga a sus alumnos: Hoy nueva- 
mente necesito varios ayudantes. 
Elija los actores y vístalos con lo apro- 
piado. Vamos a tener un muñeco que 
represente a Jesús cuando estaba 
muerto y una persona real que lo 
represente cuando resucite. Esta his- 
toria será en parte actuada y en 
parte relatada. Les voy a indicar 
cuándo es su turno de actuar. 
Entonces deben pasar a representar 
su parte. 



Lea o cuente la historia 

Era domingo de mañana. Había 
pasado el sábado más difícil en la vida 
de los discípulos de Jesús. Jesús murió 
justo unas horas antes de la puesta del 
sol del viernes y sus dolidos seguidores 
lo habían sepultado rápidamente en 
una tumba que pertenecía a José de 
Arimatea. (José y las dos Marías envuelven 
al muñeco que está en el suelo con la tela 
blanca y luego lo colocan en la "cueva".) 
Luego se apresuraron a irse a su casa 
porque pronto comenzaría el sábado. 



Las mujeres que estuvieron cerca 
de la cruz cuando Jesús murió, desea- 
ban servirle preparando su cuerpo para 
la sepultura. Habían seguido y observa- 
do a quienes lo pusieron en la tumba. 
Vieron cómo colocaron una pesada 
piedra en la abertura de la tumba para 
sellarla. (Coloque la silueta de piedra 
hecha de cartón sobre la entrada de la 
"cueva".) Ellas también descansaron en 
el sábado, pero tan pronto como hubo 
un poco de luz la mañana del domin- 
go, se apresuraron a ir a la tumba de 
Jesús llevando las especias para prepa- 
rar el cuerpo. (Muríase acerca con frascos 
de especias.) 

-¿Quién nos va a ayudar a quitar 
esa piedra tan pesada? -se pregunta- 
ban unas a otras al acercarse a la 
tumba. No sabían que el ángel ya 
había aparecido. A través de un pode- 
roso terremoto quitó la piedra que 
tapaba la cueva (pedir al "ángel" que lo 
haga y llame a Jesús; Jesús se levanta y 
sale de la tumba.) Las mujeres se asom- 
braron al ver la tumba abierta y al 
ángel brillando con la gloria del cielo, 
sentado cerca de la piedra (el ^^ánger' 
se sienta cerca de la piedra). -No ten- 
gan miedo -les dijo el ángel-. Yo sé 
que están buscando a Jesús, pero ya 
no está aquí. Ha resucitado de entre los 
muertos, como dijo que sucedería. 
Vayan pronto a decírselo a sus discípu- 
los. Jesús va hacia Galilea y van a verlo 
allá. 

¿Pueden imaginarse lo sorprendi- 
das que estaban? Después de todo lo 
que había pasado en esos últimos días, 
probablemente ya no sabían qué pen- 
sar. La Biblia dice que corrieron a decír- 
selo a otros con gran temor y alegría. 

Tal vez soltaron los frascos de espe- 
cias que habían traído y corrieron tan 
rápido como pudieron para dar las 
buenas nuevas. ¿Piensan que estaban 
llenas de energía? IPor supuesto que sí! 
¿Piensan que estaban entusiasmadas? 



38 LECCIÓN CUATRO 



iSin lugar a dudas! Nada podía detener- 
las en su afán de dar a conocer las 
buenas nuevas de que Jesús había 
resucitado de los muertos. (María corre 
hacia los discípulos y grita: "¡Jesús ha resu- 
citadol" Los discípulos se levantan y miran 
sorprendidos.) 

Las mujeres compartieron las bue- 
nas nuevas. IJesús está vivo! 

Pronto Jesús se apareció a sus ami- 
gos. ("Jesús" se une al grupo.) Les mostró 
las huellas de los clavos en sus manos. 
Habló con ellos acerca de su futuro. Y 
les dio un trabajo para que hicieran 
cuando les dijo: -Vayan por todo el 
mundo haciendo más discípulos. 
Háblenle a todos acerca de mí. 

Tenemos el honor de darle a cono- 
cer al mundo ese mismo mensaje. 
Jesús le dijo a sus seguidores que lleva- 
ran ese mensaje a todo el mundo. 
-Vayan por todo el mundo y predi- 
quen el evangelio a toda nación, pue- 
blo, tribu y lengua, bautizándolos en el 
nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo 
-les dijo. 

¿Estás listos para decirle al mundo 
las buenas nuevas acerca de Jesús? 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: Imaginen que ustedes se 
encontraban allí. ¿Qué hubieran pen- 
sado? ¿Cómo piensan que se sintie- 
ron las mujeres y los discípulos de 
Jesús cuando vieron vivo a Jesús? 
¿Qué significa hoy para nosotros la 
resurrección de Jesús? (Nuestros seres 
amados estarán vivos algún día por el 
poder de Jesús; podremos ir al cielo 
algún día con él; venció el pecado y la 
muerte, etc.) ¿Qué quiso decir Jesús al 
decir a sus discípulos que hicieran 
discípulos en todas las naciones? 
¿Quién más desea Jesús que haga 
eso? ¿Recuerden nuestro mensaje de 
hoy? Vamos a decirlo juntos: 



t:> 



SERVIMOS A DIOS CUANDO 
HABLAMOS A OTROS ACER- 
CA DE JESÚS. 



Versículo para memorízar 

Pida a sus alumnos que repitan el 
versículo para memorizar varias veces, 
hasta que lo aprendan. 

"Les digo: Señalar con el dedo 

índice 
'Vayan Señalar hacia 

adelante 
por todo el Formar un círculo 
mundo con los brazos 

y anuncien Mover el dedo índice 
a todos como si se le estuvie- 

ra diciendo algo a 

alguien 
este mensaje Extender ambos 
de salvación"' brazos con las palmas 

hacia abajo 
(Marcos 16:15). Juntar las palmas de 

las manos y luego 

abrirlas 

Estudio de la Biblia 

Diga a sus alumnos: Muchas per- 
sonas vieron a Jesús vivo después de 
su resurrección. ¿Recuerdan quiénes 
eran esas personas? (Pida a sus alum- 
nos que busquen en su Biblia Juan 
20:10 al 18 (María Magdalena); Lucas 
24:13 al 16 (dos discípulos en el cami- 
no a Emaús); Juan 20:24 al 31 (Tomás 
y los otros discípulos). De acuerdo con 
los evangelios, la mayor parte del 
tiempo se les apareció a grupos 
pequeños de personas. Pero el após- 
tol Pablo nos habla de una ocasión 
cuando Jesús se apareció a un grupo 
muy grande de personas. Vamos a 
leerlo en 1 Corintios 15:5 al 7. Pida a 
alguien que lo lea en voz alta. Jesús se 
apareció ante más de quinientos cre- 
yentes al mismo tiempo. Hubo tam- 
bién algunas personas que tal vez no 
pensamos que vieron a Jesús porque 
lo vieron mucho tiempo después. 
Ayude a sus alumnos a encontrar y 
leer Hechos 7:54 al 56. Esteban vio a 
Jesús en visión justamente antes de 
morir apedreado. Pida a sus alumnos 
que lean Hechos 9:3 al 7. Jesús le 
habló a Saulo cuando iba camino a 
Damasco. 




LECCIÓN CUATRO 39 



Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Quién fue la primera per- 
sona que vio vivo a Jesús? (María 
Magdalena). ¿Quién dijo que necesita- 
ba tocar a Jesús antes de creer que 
estaba vivo? (Tomás) ¿Qué piensas 
que vas a hacer cuando veas a Jesús? 
¿Tratarás de ver en sus manos las 
señales de los clavos? ¿Le pedirás 
que te deje tocarlas? ¿A quién te gus- 



taría encontrar entre los que vean a 
Jesús cuando regrese? ¿Es alguien 
que no conoce a Jesús ahora mismo? 
¿Creo que todas las personas del 
mundo necesitan saber de Jesús? 
¿Les hablarán de él? Vamos a decir 
juntos nuevamente nuestro mensaje 
de hoy: 

|V K SERVIMOS A DIOS CUANDO 

1^ y LE HABLAMOS A OTROS 
^ ACERCA DE JESÚS. 




i 





Oración y alabaniaM 



Compañerísmo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 



Cantos sugerentes 

Xompartiendo buenas nuevas" {Alabarías Infantiles, n° 125). 
k "E\ Señor resucitó'' (HImnarío adventista, n° 101). 

£j 'Jesús resucitado" (HImnarío adventista, n° 100). 

^ "Solo tienes que decir" (Alabanas Infantiles, n° 186). 



Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños u otra historia misionera disponible 



Ofrenda 

Diga a sus alumnos: El dar nuestra ofrenda es una forma de 
ayudar a hablarles a otros acerca de Jesús y las buenas nuevas 
de su resurrección. 



Necesita: 

• recipiente para 
la ofrenda 



Oración 

Diga: Vamos a pedirle a Dios que nos ayude a servirle habiéndole a otros de su 
amor por ellos y mostrándoselo. 



40 LECCIÓN CUATRO 



o 



Aplicando la 
lección 



Situaciones 

Lea las siguientes situaciones a los 
alumnos y pídales que contesten su 
pregunta al final de cada una. 

Su abuelíta no va a la iglesia. Se 
cayó y se quebró un brazo. ¿Qué pue- 
den hacer para darle a conocer a 
Jesús? (Traerle comida, ayudarla a lim- 
piar su casa o patio, ofrecerte a escribir 
una carta que te dicte, ofrecerse a orar 
con ella para que sane pronto de su 
brazo, llamarla a menudo, hacerle y 
enviarle una tarjeta, traerle flores, con- 
tarle historias de la Biblia, etc.) 

Pablo es el muchacho más rudo de 
sus vecindarios. ¿Qué pueden hacer 
para hablarle de Jesús? (Tratarlo con 
bondad y respeto, incluirlo en sus juegos, 
tratar de conocerlo haciéndole preguntas, 
compartir golosinas con él, preguntarle si 



conoce a Jesús, contarle una historia de 
la Biblia, invitarlo a la Escuela Sabática, 
etc.) 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Piensan que tendrán el 
valor de hacer algunas de esas cosas 
en situaciones similares? ¿Les sería 
fácil? (No.) ¿Quién puede darles poder 
para hablar acerca de Jesús? (Dios.) 
Dios levantó a Jesús de entre los 
muertos. Jesús triunfó sobre el peca- 
do. Ese poder es muy grande. Jesús 
puede darles el poder y el valor para 
hablarle a otros acerca de él. Les pide 
que vayan a todas partes del mundo 
para darle a conocer a otros su histo- 
ria de salvación. ¿En dónde pueden 
dar a conocer a Jesús? 

Vamos a decir juntos nuevamente 
nuestro mensaje de hoy: 

IV K SERVIMOS A DIOS CUANDO 

l^ y HABLAMOS A OTROS ACER- 
^ CA DE JESÚS. 



o 



Compartiendo la 
lección 

i Jesús vive! 

Dé a cada alumno un huevo de 
plástico. Diga a sus alumnos: Este 
huevo representa la tumba donde 
Jesús fue sepultado después de su 
muerte. Vamos a abrir el huevo para 
ver lo que tiene dentro. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Qué encontraron en su 
huevo? ¿Nada? ¿Por qué? ¡Es verdad! 



Jesús no permaneció en la tumba. ¡Él 
vive! Eso es algo que hay que contar 
a los demás. Lleven a su casa su 
huevo de plástico y cuéntenle a 
alguien la historia de la resurrección 
de Jesús. Al hacerlo, estarán practi- 
cando nuestro mensaje de hoy: 
Vamos a repetirlo nuevamente: 

IV K SERVIMOS A DIOS CUANDO 

1, y LE HABLAMOS A OTROS 

^ ACERCA DE JESÚS. 

Qausura 

Ore para que Dios dé a sus alum- 
nos el poder de hablar a los demás 
acerca de su Hijo. 



Necesita: 

• huevos de 
plástico u 
otros recipien- 
tes pequeños 
con tapas que 
no sean trans- 
parentes. 



LECCIÓN CUATRO 41